top of page

ENTÉRATE DE LAS
ÚLTIMAS NOTICIAS

Delaware: ¿Un Paraíso Fiscal o una Trampa para las Empresas?

Delaware, un pequeño estado en los Estados Unidos con apenas un millón de habitantes, ha ganado notoriedad en el mundo empresarial. Se ha convertido en un paraíso fiscal y es conocido como la “capital mundial de las empresas fantasma”. Más del 60% de las empresas que integran el índice Fortune 500, que incluye a las 500 corporaciones estadounidenses más grandes, están registradas en Delaware. Entre estas empresas se encuentran gigantes como Google, Amazon, Facebook, LinkedIn, Visa, MasterCard y Walmart.


El atractivo de Delaware para las empresas radica en varias razones. Una de ellas es el Tribunal de Equidad de Delaware, establecido en 1792, que es una de las principales razones por las que a las empresas les resulta atractivo ese estado1. Además, las empresas crean una subsidiaria en Delaware a la que transfieren sus activos intangibles (como sus patentes y sus marcas registradas) debido a que en ese estado no hay un impuesto que grave esos ingresos.


Sin embargo, recientemente, el multimillonario Elon Musk ha criticado a Delaware y ha instado a las empresas a no registrar su compañía en este estado1. Musk tomó esta postura después de que una jueza en Delaware anuló el paquete salarial que iba a recibir de Tesla, valorado en US$56.000 millones. En respuesta, Musk anunció que dos de sus compañías, Neuralink y SpaceX, dejarían de tener sus sedes fiscales en Delaware.


Como cristianos, debemos recordar la importancia de la justicia y la equidad en todas nuestras acciones, incluyendo nuestras decisiones empresariales. La Biblia nos enseña en Proverbios 11:1 que “Dios detesta el uso de pesas deshonestas; le agrada tratar con medidas justas”. Por lo tanto, es importante considerar la ética y la justicia en nuestras decisiones financieras y empresariales.



1 visualización0 comentarios

Yorumlar


bottom of page