top of page

ENTÉRATE DE LAS
ÚLTIMAS NOTICIAS

¿Vetados para adoptar?: la propuesta del Gobierno de Baiden para regular las adopciones

El gobierno de Joe Biden ha generado una fuerte controversia al promover una iniciativa que podría vetar a los matrimonios cristianos de adoptar niños, bajo el argumento de proteger la diversidad sexual y de género de los menores.


La normativa, propuesta a finales de septiembre, establece que los padres adoptivos o de crianza deben crear un entorno libre de hostilidad, abuso o maltrato basado en el estado LGBTQI+ del niño, recibir formación para satisfacer sus necesidades y facilitar su acceso a recursos y servicios adecuados.

Además, la norma considera que cualquier intento de debilitar, suprimir o cambiar la orientación sexual, identidad de género o expresión de género del niño, incluso mediante la llamada “terapia de conversión”, sería una forma de abuso infantil, y como resultado, se les denegaría la adopción o el cuidado.


Esta medida ha sido criticada por diversos sectores cristianos, que la ven como una forma de discriminación religiosa y una violación de la libertad de conciencia y de expresión. Según ellos, la norma podría excluir a miles de familias que tienen una visión bíblica del matrimonio y la sexualidad, y que podrían ofrecer un hogar amoroso y seguro a los niños que lo necesitan.

Asimismo, han expresado su preocupación por el impacto que esta norma podría tener en las agencias de adopción y cuidado de niños que operan desde una perspectiva cristiana, y que podrían verse obligadas a cerrar o a renunciar a sus principios si se les impone esta regulación.


Por otro lado, algunos defensores de los derechos de las personas LGBTQI+ han aplaudido la iniciativa de Biden, al considerar que es un avance para garantizar la igualdad y la no discriminación de los niños que se identifican con alguna de estas categorías. Según ellos, la norma busca prevenir el daño psicológico y emocional que podrían sufrir los niños si son sometidos a presiones o terapias que niegan o reprimen su identidad.


La propuesta de Biden aún debe pasar por un proceso de revisión y aprobación antes de convertirse en ley, pero ya ha generado un intenso debate en la sociedad estadounidense, que refleja las tensiones entre los valores religiosos y los derechos humanos.



2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page